Tirar hacia adelante

DIGITAL CAMERATirar hacia adelante

Según pasan los años las situaciones problemas a las que se tiene que enfrentar el ser humano va en crecendo.

Pérdidas de seres queridos, cambios de situaciones, alteraciones en situaciones familiares o problemas laborales, van surgiendo en el desarrollo de la vida.

Todo ello altera el estado psicológico del sujeto de diferentes maneras en función de su estilo de personalidad y estrategias de afrontamiento. Socialmente está más extendida la idea de que solventar y afrontar con positivismo las situaciones problemas es la mejor manera y la forma que genera un menor malestar pero ¿esto es cierto? ¿es mejor mirar hacia adelante sin pararse a mirar que ha ocurrido?

Como todas las estrategias de afrontamiento depende de cómo esta sea aplicada. En las ocasiones en las que se mira hacia adelante sin dar oportunidad a las emociones a expresar su malestar generará a medio plazo un malestar marcado, alteraciones fisiológicas y somáticas así como emocionales como irascibilidad o ansiedad.

¿Entonces, qué podemos hacer?

Ante situaciones que generan malestar y requieren una toma de decisión, la mejor manera de afrontar la misma es lo primero dar tiempo a las emociones para su expresión, es decir, si genera tristeza, preocupación o miedo, expresarla a través de sintomatología física y canalización externa como escrita. Esta expresión debe de ser limitada en el tiempo, es decir una vez se exprese el malestar “Tirar hacia adelante” pero no volver hacia atrás, ya que el volver hacia atrás reactivará el malestar y no favorecerá una situación favorecedora de la solución.

Primero expresa tu malestar, da tiempo a tu emoción y a continuación tira hacia adelante, y llegará la solución.

Belén Pozo

Psicóloga