Diferentes formas de poder relajarse

Imagen 008Desde este blog, os vamos a facilitar una serie de recomendaciones para que os podáis relajar en vuestro día a día y podáis escapar de la rutina. Si lográis relajaros, seréis capaces de tomaros las cosas de forma diferente, puesto que la relajación contribuye a pensar con mayor claridad.

¿Cuáles son vuestras aficiones? Si disfrutáis de ellas en vuestro tiempo libre, podréis comprobar los efectos beneficiosos que estas tienen sobre vuestra salud física y mental.

  • Disfrutar de la naturaleza y de la montaña
  • Practicar algún tipo de deporte: natación, caminar, esquiar, mountain bike, bucear,… Disfrutad mientras os mantenéis en forma
  • Bailar, cantar o escuchar música
  • Dibujar o pintar. El trabajo hecho a mano favorece la relajación
  • Aprender a hacer ganchillo, patchwork, punto o macramé
  • Tocar un instrumento musical
  • Disfrutar de los amigos, de las amigas y de la familia
  • Jugar a juegos de mesa: puzles, ajedrez, parchís, las cartas,…
  • Ir a la bolera
  • Practicar meditación o yoga
  • Tomar un baño o una ducha
  • Sentaos en ese sillón tan cómodo que tenéis en casa, y disfrutad de una buena novela, un cómic, revistas de moda, de viajes o artículos de divulgación
  • Viajar
  • La fotografía
  • Los artículos de colección
  • Ir al cine o ver una película o una serie favorita en casa
  • Aficionarse a la jardinería, a las plantas, a los Bonsái
  • Haced uso del humor: reír y sonreír mucho
  • El trabajo voluntario. Dedicar tiempo libre a contribuir y apoyar las buenas causas
  • Disfrutar con vuestra mascota
  • Hacer actividades de pasatiempos como, sopas de letras, crucigramas, sudokus, autodefinidos, pasatiempos matemáticos,…
  • A algunas personas, cocinar, también contribuye a relajarles y a desconectar
  • Acudir a exposiciones,…

Hay muchas actividades que poder hacer y poder descubrir. Desde reformar un viejo mueble, tocar la guitarra, o ver una película en el sofá de casa. Recordad respetar esos ratos de ocio. Sacad tiempo para hacer aquellas cosas que os agradan y deleitaros con ellas.

Miriam Benavides

Psicóloga

 

 

.

 

Los beneficios de una buena respiración

DSC_0804

 

El poder respirar de forma tranquila y relajada, va a favorecer no solo, a nuestro sistema respiratorio, sino también al resto de nuestro organismo. Una buena rutina de  respiración, contribuye a mejorar nuestra salud porque proporciona beneficios como los que se mencionan a continuación:

  • Mejora el ritmo cardiaco
  • Favorece el retorno venoso
  • Aumenta la flexibilidad o elasticidad de los pulmones
  • Incrementa la capacidad de la caja torácica y por lo tanto, aumenta el volumen respiratorio
  • Previene de posibles infecciones de carácter respiratorio
  • Mejora la entrada de aire nuevo a los alveolos pulmonares
  • Favorece el estado de la piel porque a través de la respiración, la piel se desintoxica al mejorar la eliminación de toxinas
  • Permite que se renueven las células de nuestro cuerpo
  • Facilita la asimilación y la digestión de los alimentos que ingerimos
  • Favorece que las grasas no se acumulen en exceso. La correcta respiración permite que la grasa corporal pueda quemarse con mayor facilidad
  • Aumenta el nivel de oxígeno (O2) en la sangre. Como los tejidos se oxigenan de una manera más intensa, se produce también un beneficio del funcionamiento cerebral ya que el rendimiento mejora
  • Permite una mejor relajación y una mayor capacidad de concentración. Una correcta respiración, favorecerá que el cerebro emita ondas cerebrales Alpha
  • Favorece la relajación de los músculos
  • Mejora la resistencia física cuando se practican deportes, es decir, potencia la resistencia del cuerpo y con ello se facilita que ante un esfuerzo, el organismo no se fatigue o se canse tanto
  • Mejora los estados de tranquilidad, de calma y bienestar ya que una conveniente respiración facilitará que podamos pensar de manera más acertada y clara. Esto a su vez, favorecerá un buen estado de ánimo

Miriam Benavides

Psicóloga