Haz tu “Diario Sol”

Haz tu “Diario Sol”

Como hemos expuesto en artículos anteriores por todas las personas pasan nubes que generan malestar en el sujeto pero las nubes pasan. Es cierto que las nubes a veces dejan pequeños resquicios que hacen que cuando la persona echa la mirada atrás parece creer verlas de nuevo, por todo ello para evitar que los ojos vuelvan a las nubes os propongo el siguiente ejercicio.

Seguro que muchos de vosotros en vuestra infancia o adolescencia teníais un diario en el que escribíais vuestras vivencias o preocupaciones el cual os ayudaba a desahogaros, pues el ejercicio que os proponemos es similar pero desde otra visión. En este nuevo diario deben de anotarse las vivencias positivas del día, las que nos generen bienestar o alegría, aquellos momentos en los que piensas que quieres que se pare el reloj, momentos de relajación y de disfrute.

El hecho de escribir los aspectos positivos del día favorece un estado de ánimo positivo ya que hacemos que el cerebro centre su focalización en lo positivo por lo que hace que no se dé tanta importancia a las preocupaciones del día a día y se favorezca el positivismo. De este modo, poco a poco, la persona cambia sus esquemas cognitivos que le llevan a interpretar las situaciones del día a día.

Vivir o sobrevivir

DSC_0804Vivir o sobrevivir

Vivir o sobrevivir, es una de las decisiones más importantes que una persona adulta debe de tomar.

Todos los seres humanos en las diferentes etapas de la vida y situaciones se enfrentan a problemas, preocupaciones o tomas de decisiones que le generarán malestar, problemas de sueño, dolores físicos, problemas de alimentación,..

¿Cómo enfrentarse a ello? ¿Qué se puede hacer?

La única manera de poder seguir hacia adelante es vivir y olvidarse de sobrevivir. Sobrevivir supone repasar y buscar lo negativo de la vida para solventarlo o evitarlo, supone intentar pasarlo lo menos negativamente posible, lo que lleva al cerebro a focalizar sus esfuerzos en buscar aquello que nos genera malestar.

Entonces… ¿como es eso de vivir?  

Vivir supone disfrutar de cada segundo vivido, absorber la vida en el día a día, respirar el aire y sentir el aire. Supone dedicar todos los días 10 minutos para parar y sentir, buscar aquello que siempre queda pendiente en la mente para un luego  más tarde, es satisfacer los pequeños momentos de bienestar, tomar un café con aquella amiga o amigo que hace tanto que no ves, acabar la novela que dejaste sin terminar, pasear lentamente por el parque que tanto te gusta y sobre todo y lo más importante… sentir y dejar de pensar. No intentar prevenir sino solucionar en en momento del problema, no planificar la solución sino llevarla a cabo y una vez realizada volver a vivir y o repasar, pensar o recapacitar, porque si sobrevives no sientes, no exprimes la vida y sólo pasas por ella.

Belén Pozo

Psicóloga

 

La incongruencia del ser humano

loslabajos“Un día un discípulo le preguntó a Hejasi:

 – Quiero saber, ¿qué es lo más curioso del ser humano?

 – Que piensan siempre al contrario – respondió Hejasi.

 Tienen prisa por crecer, y después suspiran por la infancia perdida.

 Pierden la salud para tener dinero, y luego pierden el dinero para obtener salud.

 Piensan tan ansiosamente en el futuro que descuidan el presente, y así, no viven ni el presente ni el futuro.

 Viven como si no fueran a morir nunca y mueren como si no hubiesen vivido”.

 Y es que parece, como bien ilustra este pequeño relato que, el ser humano parece estar empeñado en ocasiones en no disfrutar de aquello que ha conseguido, sino que más bien se centra en lo que le falta o en aquello que no puede obtener. No disfruta del momento presente, sino que está pendiente de lo que vendrá, perdiendo de este modo de vista el aquí y ahora que, al fin y al cabo es lo único tangible y susceptible de ser vivido.

 

Estas incongruencias presentes y manifiestas en los seres humanos es más que probable que conduzcan a un posible estado de enfado, tristeza… puesto que el operar de este modo a menudo es incompatible con el disfrute, el optimismo y la felicidad; en estas circunstancias, parece como si la persona se encontrase en una permanente e interminable carrera la cual, evidentemente, produce un cansancio que si no se combina con calma y goce acarreará consecuencias negativas.

 

Para ello:

 

  • Es imprescindible vivir el presente, no centrarse en el únicamente en el futuro.

 

  • Disfrutar de los logros obtenidos en el momento actual, no dejarlos pasar como algo más y comenzar a planear lo siguiente.

 

  • Felicitarse a uno mismo por esos logros conseguidos y valorarse por ello.

 

  • Evitar compararse, ya que normalmente se hace con otros que se interpreta son o tienen más que uno mismo, lo cual imposibilita disfrutar de lo propio.

Aida Mañero Ocarranza

Psicóloga