Qué te hace feliz

CIMG2329Parece, según muestran diversas investigaciones, que existen numerosos aspectos que han venido siendo estudiados para poder evidenciar de modo fiable qué es lo que hace que las personas sean felices y disfruten de una vida plena.

En este sentido, han sido diversos los autores que han profundizado en el concepto de bienestar, los cuales a su vez han propuesto diferentes modelos que detallan aquellas dimensiones relacionadas con dicha situación o estado.

Entre otros, cabe destacar el modelo propuesto por Carol Ryff (1989) el cual incluye seis dimensiones básicas que delimitarían el bienestar en su polo óptimo y/o deficitario:

  • autoaceptación,
  • relaciones positivas,
  • autonomía,
  • dominio del entorno,
  • propósito en la vida y
  • crecimiento personal.

Por su parte, Corey Keyes igualmente propuso otro modelo de dimensiones del bienestar (2002), cuya principal diferencia con el anterior es la inclusión de lo que denomina “bienestar social”. Se aprecian aquí tres áreas:

  • bienestar subjetivo (alto afecto positivo y bajo afecto negativo, así como una elevada satisfacción vital),
  • bienestar psicológico (que incorpora las seis dimensiones propuestas en el modelo de Carol Ryff)
  • bienestar social

Además de la información arrojada por estos modelos acerca del concepto de bienestar y de los ámbitos relacionados con el mismo, se han descrito otros muchos elementos asociados que pueden ofrecer datos sobre qué condiciones, actitudes y/o rasgos favorecen y ayudan a la aparición de bienestar duradero, a saber:

  • edad y sexo: los estudios realizados parecen indicar que estos factores apenas tienen influencia.
  • nivel económico: se aprecia una influencia muy baja, a excepción de aquellos casos en los que las necesidades básicas no se encuentren cubiertas, caso en el cual la correlación sería negativa.
  • estado civil: según las investigaciones realizadas, es posible observar que las personas casadas o con pareja son más felices que aquellas que están solteras, separadas o viudas.
  • factores de personalidad: entre aquellos factores que han sido estudiados se encuentra la extraversión y, en este sentido, se ha encontrado que personas con este tipo de rasgo están más cerca del bienestar, seguramente, y según se ha visto, por su capacidad para disfrutar de pequeñas experiencias diarias. Igualmente, se ha observado que la estabilidad emocional correlaciona positivamente con este concepto, del mismo modo que lo hacen la capacidad para afrontar las dificultades, el optimismo o la capacidad de agradecimiento, entre otros.

Aida Mañero Ocarranza

Psicóloga

La incongruencia del ser humano

loslabajos“Un día un discípulo le preguntó a Hejasi:

 – Quiero saber, ¿qué es lo más curioso del ser humano?

 – Que piensan siempre al contrario – respondió Hejasi.

 Tienen prisa por crecer, y después suspiran por la infancia perdida.

 Pierden la salud para tener dinero, y luego pierden el dinero para obtener salud.

 Piensan tan ansiosamente en el futuro que descuidan el presente, y así, no viven ni el presente ni el futuro.

 Viven como si no fueran a morir nunca y mueren como si no hubiesen vivido”.

 Y es que parece, como bien ilustra este pequeño relato que, el ser humano parece estar empeñado en ocasiones en no disfrutar de aquello que ha conseguido, sino que más bien se centra en lo que le falta o en aquello que no puede obtener. No disfruta del momento presente, sino que está pendiente de lo que vendrá, perdiendo de este modo de vista el aquí y ahora que, al fin y al cabo es lo único tangible y susceptible de ser vivido.

 

Estas incongruencias presentes y manifiestas en los seres humanos es más que probable que conduzcan a un posible estado de enfado, tristeza… puesto que el operar de este modo a menudo es incompatible con el disfrute, el optimismo y la felicidad; en estas circunstancias, parece como si la persona se encontrase en una permanente e interminable carrera la cual, evidentemente, produce un cansancio que si no se combina con calma y goce acarreará consecuencias negativas.

 

Para ello:

 

  • Es imprescindible vivir el presente, no centrarse en el únicamente en el futuro.

 

  • Disfrutar de los logros obtenidos en el momento actual, no dejarlos pasar como algo más y comenzar a planear lo siguiente.

 

  • Felicitarse a uno mismo por esos logros conseguidos y valorarse por ello.

 

  • Evitar compararse, ya que normalmente se hace con otros que se interpreta son o tienen más que uno mismo, lo cual imposibilita disfrutar de lo propio.

Aida Mañero Ocarranza

Psicóloga

 

 

EL EFECTO DE LAS EMOCIONES POSITIVAS. Aida Mañero Ocarranza

Galería

Se sabe que las emociones cumplen una función adaptativa y sirven para asegurar la supervivencia de las personas, pudiendo diferenciar entre emociones positivas y emociones negativas. Las emociones negativas son inevitables, por tanto, más que evitarlas y no experimentarlas, lo … Sigue leyendo

Propósitos para el nuevo año – ser un poco más feliz. Elisa Vaca López

Galería

Esta galería contiene 1 foto

Hay que aprovechar el año que comienza para proponerse unos nuevos objetivos, que nos ayuden a cumplir nuestros sueños y ser así un poco más feliz, para ello se han de cuidar varias áreas que exponemos a continuación: Área personal. … Sigue leyendo