El pasado no se repite

El pasado no se repite

En el mundo de la psicología uno de los grandes miedos que presentan las personas es que el pasado se vuelva a repetir, que se vuelva a sufrir del mismo modo, que se vuelva a tener el mismo ataque de ansiedad, que se vuelva a sentir la misma tristeza,… pero esto no ocurre.

¿Por qué?

Somos animales racionales, los cuales estamos preparados para el aprendizaje, pero no sólo de aspectos racionales sino también emocionales. Dentro del cerebro humano hay un área dedicada a la memoria emocional en la cual se almacenan dichos recuerdos, que a parte de que casualmente hagan que vuelvan a la mente del sujeto, sirve para que este aprenda de los mismos. Unos de los miedos más grandes es volver a pasar por el mismo ataque de ansiedad que la primera vez, el cerebro aprende a que después de este no hubo un final negativo sino una situación desagradable que poco a poco desapareció. El miedo paraliza y si está presente en el sujeto de que vuelva a pasar lo cierto es que la situación empeorará porque se dará un bloqueo. La única manera de vencer al miedo es enfrentarse a él, por lo que no va a desaparecer la ansiedad ni la tristeza, porque gracias a ella podemos evitar peligros y expresar nuestro malestar, pero se puede aprender de la reacción y su funcionalidad.

No te dejes vencer por el miedo, únete a él.

Belén Pozo

Psicóloga

Por qué ahora

loslabajosPor qué ahora

En muchas ocasiones el ser humano se enfrenta a situaciones muy difíciles de sobrellevar como enfermedades, pérdida de un ser querido, pérdida de un trabajo o situaciones estresantes diversas. Ante todo ello nos enfrentamos de diferentes formas en función del sujeto y estilo de afrontamiento, pero una vez pasada la fase de negación, incredibilidad y/o enfado, pasamos a la aceptación de la misma, se tira hacia adelante y se sobrelleva el problema.

Una vez pasado el acontecimiento en muchas ocasiones el sujeto se siente agotado, abatido e incluso enfermo físicamente. La sintomatología que aparece más suele ser:

  • Problemas para conciliar el sueño
  • Inadecuado descanso
  • Cansancio generalizado
  • Dolores musculares
  • Catarros
  • Apatía
  • Desgana

¿Por qué ahora?

En organismo ante un problema o situación estresante activa sus mecanismos de defensa fisiológica, se prepara para poder dar solución a lo sucedido. Lleva a cabo un sobreesfuerzo físico en el que se da una mayor actividad a nivel del sistema nervioso autónomo, si esto se mantiene en el tiempo el organismo se agota, pero si percibe que necesita mantener esta respuesta fisiológica por un tiempo vuelve a hacer un sobreesfuerzo. Una vez finalizada la situación el organismo requiere de una recuperación que es expresada a través de la sintomatología anteriormente descrita.

Belén Pozo

Psicóloga

 

Tirar hacia adelante

DIGITAL CAMERATirar hacia adelante

Según pasan los años las situaciones problemas a las que se tiene que enfrentar el ser humano va en crecendo.

Pérdidas de seres queridos, cambios de situaciones, alteraciones en situaciones familiares o problemas laborales, van surgiendo en el desarrollo de la vida.

Todo ello altera el estado psicológico del sujeto de diferentes maneras en función de su estilo de personalidad y estrategias de afrontamiento. Socialmente está más extendida la idea de que solventar y afrontar con positivismo las situaciones problemas es la mejor manera y la forma que genera un menor malestar pero ¿esto es cierto? ¿es mejor mirar hacia adelante sin pararse a mirar que ha ocurrido?

Como todas las estrategias de afrontamiento depende de cómo esta sea aplicada. En las ocasiones en las que se mira hacia adelante sin dar oportunidad a las emociones a expresar su malestar generará a medio plazo un malestar marcado, alteraciones fisiológicas y somáticas así como emocionales como irascibilidad o ansiedad.

¿Entonces, qué podemos hacer?

Ante situaciones que generan malestar y requieren una toma de decisión, la mejor manera de afrontar la misma es lo primero dar tiempo a las emociones para su expresión, es decir, si genera tristeza, preocupación o miedo, expresarla a través de sintomatología física y canalización externa como escrita. Esta expresión debe de ser limitada en el tiempo, es decir una vez se exprese el malestar “Tirar hacia adelante” pero no volver hacia atrás, ya que el volver hacia atrás reactivará el malestar y no favorecerá una situación favorecedora de la solución.

Primero expresa tu malestar, da tiempo a tu emoción y a continuación tira hacia adelante, y llegará la solución.

Belén Pozo

Psicóloga

Pérdidas de memoria y estrés. Aida Mañero Ocarranza

 Si se echa la vista atrás todo sujeto podrá recordar algún momento concreto de su vida en el que, como se dice coloquialmente, éste “se haya quedado en blanco”. Tal hecho no es extraño ni paradójico que justamente ocurra cuando más se necesita esa información a la que en tal instante es imposible acceder. Se vienen así a la cabeza situaciones como por ejemplo un examen o cuando se ha de hablar en público, entre otras.

 Pero, ¿por qué ocurre esto si seguramente ese examen o esa charla o ponencia esté sumamente preparada, repasada y haya sido ensayada en numerosas ocasiones?

 La respuesta a esta pregunta es posible encontrarla en la aparición del glucocorticoide denominado corticosterona”, hormona segregada por la zona de la corteza suprarrenal.

 La corticosterona es segregada en aquellos momentos de estrés que el individuo experimenta, la cual es la responsable de las pérdidas repentinas de memoria debido a que en situaciones ansiógenas dicha hormona bloquea la información existente y almacenada hasta una hora después de desaparecer tales situaciones aproximadamente; transcurrido dicho periodo de tiempo y, cuando el sujeto se relaja, es posible que éste recupere la información.

 De este modo, en situaciones de estrés el organismo genera respuestas neuroquímicas que reducen la capacidad de aprendizaje y, por tanto, si se está muy estresado y consecuentemente con muchos glucocorticoides en sangre, o por el contrario poco, y con niveles muy bajos de estas hormonas, se aprenderá peor que con un nivel medio de estrés. Así pues, como en otras muchas cuestiones, en lo intermedio está la virtud y por esto es necesario disponer de niveles medios de glucocorticoides para un aprendizaje adecuado.

¿PUEDE LLEGAR A CONVERTIRSE EL PERFECCIONISMO EN ALGO NEGATIVO? Aida Mañero Ocarranza

Galería

A menudo el perfeccionismo es considerado como una virtud, una capacidad la cual permite a las personas dirigirse hacia el éxito, manteniendo la motivación y la persistencia, atendiendo meticulosamente a los detalles. Así pues, el perfeccionismo parece como el motor … Sigue leyendo

LA DIFICULTAD PARA TOMAR DECISIONES Y SOLUCIONAR CONFLICTOS. Aida Mañero Ocarranza

Galería

Esta galería contiene 1 foto

Decidir significa elegir entre varias alternativas posibles, este proceso es llevado a cabo cuando la persona entre varias opciones toma la que considere más conveniente en función del objetivo que desea conseguir y de las consecuencias. Este mismo procedimiento de … Sigue leyendo