RETIRADA SUBENCIÓN DE MEDICAMENTOS DE LA SEGURIDAD SOCIAL. Aida Mañanero Ocarranza

Debido a la época que estamos viviendo, las personas estamos sujetas a una serie de cambios que nos afectan notablemente en nuestro día a día.

Uno de estos importantes cambios es el de la reforma sanitaria; además del llamado copago farmacéutico, en estas últimas semanas hemos conocido que una serie de medicamentos, antes cubiertos por la seguridad social, ahora ya no lo son y, por tanto, el ciudadano debe pagar su importe íntegro si necesita de ellos para aliviar o subsanar por completo sus síntomas.

Entre estos medicamentos se encuentran, entre otros, los destinados a combatir la ansiedad leve, como son el extracto de passiflora y crataebus, oxitriptan. De este modo, las personas que necesiten de estos fármacos deberán pagar más para poder consumirlos con lo que, a su malestar psicológico, habrá que añadirle un notable incremento del gasto a final de mes.

No se sabe si esta lista de medicamentos podrá aumentar en un futuro e incluir más adelante otros fármacos empleados en el tratamiento de otras patologías psicológicas o psiquiátricas como la ansiedad o la depresión, por ejemplo.

Por todo esto, y ante esta compleja situación, se hace más importante aun si cabe la presencia y la necesidad de tratamientos psicológicos, llevados a cabo siempre por profesionales acreditados.

Todo este tipo de tratamientos, aseguran en la gran mayoría de los casos, una mejora notable y desaparición de los síntomas, así como un bienestar en la propia persona, en periodos de tiempo no muy prolongados, evitando además de este modo, el riesgo que siempre conlleva el uso de medicamentos sensibles de producir adicción u otros efectos secundarios adversos.

Con este tipo de terapias psicológicas se modifican modos de actuación, comportamientos, pensamientos, ..etc no sólo mejora la sintomatología sino que se adquieren estrategias para que en situaciones similares no vuelvan a aparecer los síntomas y a su vez, ver la situación desde otro punto de vista. En definitiva, mejora todo aquello que provoque malestar en el sujeto y le impida llevar una vida sana y saludable cosa que, únicamente con los fármacos no es posible conseguir. Una vez que se retiran las dosis de éstos medicamentos, el problema o síntoma sigue estando presente ya que no se modifica nada en el interior de la persona, es decir, a nivel psicológico, simplemente “se pone un parche transitorio”.

 Invierte tu dinero a corto plazo, y gana en salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *