¿Qué es la codependencia? ¿Cómo puedo detectarlo? ¿Cómo me afecta?. Elisa Vaca López

Existe codependencia cuando se da una relación de poder que no es igualitaria, por un lado hay alguien que abusa de su poder sobre la otra persona, y por otro hay una víctima que queda enganchada por miedo al abandono o a no ser querido por el otro.

Generalmente este tipo de relaciones se suelen dar en el núcleo familiar, o en las parejas. 

Podemos encontrar una madre autoritaria que excede los límites hacia uno de sus hijos y le pide más de lo que este debería de dar. El hijo se suele sentir con miedo a ser rechazado, o que la madre se enfade y es probable que haga todo lo que esta le pida, de lo contrario casi seguro que se sentirá mal y que la culpa se apodere de él.

También puede ocurrir en las parejas en las que uno de sus miembros tiende a intentar estar siempre agradando al otro por miedo al abandono o a no sentirse querido.

Los que generan codependencia, suelen decir cómo han de actuar los otros en todo momento, si han de llamar a algún familiar porque este se haya puesto enfermo, si deberían vestir de otro modo o si deberían comportarse diferente. Suelen decir al otro, independientemente de la edad que éstos tengan, lo que deberían de hacer. Suelen manipular o controlar al entorno,  hijo o a su pareja, los cuales no son conscientes de ello.

Las personas que sufren codependencia buscan el ayudar a la persona controladora, quieren salvarlos, auxiliarles y agradarles en todo momento, para sentirse bien. Viven para esa persona y hacen más cosas de las que deberían hacer. Por otro lado la persona que siempre está recibiendo, cada vez pide más y más, y el codependiente puede empezar a sentirse mal, pues empieza a considerar que siempre está dando y él nunca recibe.

 Pistas para ver si estás padeciendo codependencia:

  • Si siempre estás dando y nunca recibes.
  • Si sientes culpa.
  • Si alguien te pide más de lo que consideras que es normal.
  • Si te sientes mal por no hacer lo que la otra persona te pide.
  • Si te sientes enganchado a tener que llamarle.
  • Si tienes miedo a que deje de hablarte.
  • Si tienes miedo a que te retire el cariño.

Si sientes o piensas algo de esto es probable que estés sufriendo codependencia.

Si es así ponte en contacto con un psicólogo que te ayude a romper o cambiar estos lazos afectivos
nocivos para ti, y que no te dejan ser libre.

 El amor verdadero y sano que te mereces es libertad, comprensión y entendimiento.

 

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *