Las nubes y su implicación

Las nubes y su implicación

Las nubes son una masa suspendida en la atmósfera formadas por partículas pequeñas que en ocasiones llevan consigo una pequeña llovizna, una pequeña lluvia o una tormenta torrencial. El que sea de un modo u otro depende de diversos factores no controlables por el hombre. Pero las nubes al final pasan, no siempre se quedan, al final descargan o desaparecen, pero no siempre están.

Las crisis, preocupaciones, o dificultades son las nubes de la vida, siempre van a aparecer y siempre se van a ir.

Al igual que las nubes, estas en muchas ocasiones no son controlables al 100% y la mejora o cambio de las mismas no dependen de la persona sino de que el tiempo pase.

Entonces si son nubes ¿no puedo hacer nada? lo cierto es que sí, lo importante es centrarse en el sentimiento que genera dicha nube, sentirlo y transformarlo si genera malestar. Si el sentimiento que genera malestar se mantiene la nube permanecerá, estará atada a un cordel al sujeto que hará que la emoción se mantenga. Por el contrario si esto no ocurre la nube pasará y mostrará al sujeto el modo en el que protegerse, resguardarse o sobrellevar la siguiente nube.

Recuerda, no ates tu nube y… todos tenemos nubes.

Belén Pozo

Psicóloga

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *