Este es mi momento, este es un rato para mí

La vorágine del día a día, hace que en ocasiones se caiga en la monotonía y que no se disponga de unos minutos de tiempo para dedicar a la pareja, ni tampoco para dedicárnoslo a nosotros. El trabajo, los horarios de los niños, los estudios, las responsabilidades, el día a día en general, resulta a veces tan estresante, que descuidamos a la pareja y nos descuidamos a nosotros.

Para encontrarse bien con uno mismo y poder disfrutar en mayor medida de todo lo que nos rodea, hemos de empezar por cuidarnos. Tenemos que aprender a permitirnos desconectar y buscar una hora o un par de horas a la semana para nuestro cuidado personal.

De la misma manera que a diario o en fin de semana, compartimos con nuestra pareja una mañana, una tarde o una noche más especial, también podemos tener nuestro plan personal para nuestro cuidado físico y mental.

Aquí van, algunas sugerencias de las que podéis tomar nota:

–    Date un baño de burbujas caliente y aplícate un aceite esencial. Los baños calientes antes de irnos a dormir van a favorecer que conciliemos mejor el sueño.

–    ¿Montas en bicicleta? Si no es así, ponte a ello y comprobarás que el montar en bicicleta de manera regular es beneficioso para tu salud. Para tu sistema inmunológico, tu espalda, tu musculatura, tus articulaciones, tu corazón y tu salud mental.

–    Acude al gimnasio. El realizar ejercicio de manera regular tiene muchos beneficios para la salud, lo cual va a ayudarte a sentirte mejor contigo mismo. Beneficios físicos y mentales como el disminuir el riesgo de padecer determinadas enfermedades, el poder dormir mejor, el favorecer el contacto con otras personas, el incrementar nuestra energía y vitalidad, el disminuir el estrés,…

–    ¿Te atreves con una clase de yoga, Pilates o de zumba?

–    También puedes dar un paseo por el parque mientras escuchas esa selección de canciones preferidas.

–    No pongas excusas, busca una buena zapatilla y sal a correr. Corre en el parque, en el gimnasio, en el polideportivo, en la cinta estática que tengas en casa,… Porque correr, disminuye el riesgo de padecer enfermedades, previene el envejecimiento prematuro, fortalece tu musculatura, ayuda a fortalecer tus huesos, favorece la circulación sanguínea y la actividad cerebral además de aumentar la sensación de bienestar general, entre otros beneficios.
–    Disfruta de un masaje y de los beneficios que te aporta. Disfruta de la relajación y del bienestar que te proporciona el recibir un masaje. Alivia tus dolores musculares, favorece el sueño, reduce los niveles de estrés, mejora tu estado de ánimo,… ¡No te lo pienses!

–    Busca un buen libro y dedica tiempo a la lectura para nutrir tu mente. Verás como la actividad lectora, favorece tu capacidad de concentración y disminuye los niveles de estrés además de favorecer la empatía, la creatividad, las relaciones sociales y las dotes comunicativas. Depende de ti el incorporar la lectura a tu vida y convertirla en un buen hábito para lograr estas ventajas.

–    Un desayuno tranquilo y saludable todas las mañanas es otra de las sugerencias que se proponen para que incorpores a tu rutina diaria.

–    Anímate a hacer algún curso de cocina. Vas a disfrutar mucho de esta experiencia.

–    Dedica tiempo a mimarte en la peluquería.

–    Ves al cine o disfruta en casa de tu serie o película preferida.

–    Pasa tiempo con tus amigos. La amistad te aporta bienestar ya que te hace sentir parte de un grupo. Tus amigos te aceptan tal y como eres. Sientes que los amigos te cuidan y te miman, sientes, que los momentos más complicados, junto a ellos, se perciben como menos difíciles. Las amistades, mejoran nuestro estado de ánimo.

–    Vete de compras y hazte un regalito. Seguramente hace mucho tiempo que no te permites un capricho.

–    ¿Te gusta el teatro, la fotografía, la pintura o el dibujo? Apúntate a un taller, cualquiera de estas opciones es buena para incorporarla a tu vida. ¿Por qué?, pues porque mejoran tu autoestima, favorecen las relaciones sociales, tus habilidades comunicativas, tus habilidades psicomotrices, estimulan tu parte más creativa, ayudan a vencer tu timidez y otras barreras que puedan estar presentes, aumentan tu estado de concentración, te permiten reír, disminuyen el estrés y aprendes cosas nuevas. Cualquier taller o actividad que realices, te va a generar satisfacción.

Acerca de estos anuncios
Ya sabes, busca una afición y dedícala tiempo. Cambia ese aspecto de tu vida. Ahora, es el momento. Aprende a cuidarte, a desconectar, a relajarte y mimarte. Aprende a quererte.

Miriam Benavides

Psicóloga

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *