LA IMPORTANCIA DE DETECTAR EL ESTRÉS. Belén Pozo Muñoz

El estrés es una repuesta adaptativa del ser humano que en un primer momento nos hace ser más eficaces. Percibimos estrés cuando creemos que las demandas del ambiente son superiores a los recursos que tenemos para enfrentarnos a ello. El  estrés se expresa de diferentes maneras a través de 3 sistemas de respuesta: físico (como sudores y taquicardias), emocional (como ira y ansiedad) y cognitivo (pensamientos distorsionados).  Este tipo de respuesta será diferente en cada persona y situación. Ante el estrés el cuerpo se prepara para hacer un esfuerzo excesivo, el problema surge cuando se mantiene en el tiempo, ya que el cuerpo no tiene recursos ilimitados, por lo tanto aparecerá el agotamiento. Las consecuencias de este estrés mantenido pueden ser varias como la fatiga, ansiedad, cambios de humor repentino, irascibilidad,  baja autoestima, incapacidad de tomar decisiones, dolores musculares, dolores de cabeza, cardiopatías, hipersensibilidad a la crítica, bloqueos, explosiones emocionales, mal clima en el trabajo o falta de motivación.    

Por todo lo anterior al hablar de estrés así como al intentarlo manejar lo más importante no son las situaciones a las que tengamos que hacer frente, sino a la capacidad que creemos que tenemos para afrontarlas, así como la consciencia de la respuesta que se está llevando a cabo. Es muy difícil en el día a día detectar el tipo de respuesta y su nivel de activación, gracias al biofeedback conseguimos que esto se facilite. Registra los 3 tipos de repuestas, y através de un software ofrece al sujeto el dato de sus respuestas a nivel visual. Gracias a ello se puede llevar a cabo el entrenamiento en la detección y control de los sistemas de respuesta al estrés.

Previamente al entrenamiento es muy importante conocer cómo nuestro organismo reacciona, para lo cual se llevan a cabo perfiles de estrés, en los cuales además se podrá estudiar cómo se recupera el organismo ante una situación de estrés, y cuánto tiempo necesita.

Conoce cómo reacciona tu cuerpo al estrés y cómo está afectando a tu salud. Tú puedes manejarlo.



 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *