La falta de tiempo daña la mente

La falta de tiempo daña la mente

Vivimos en una sociedad en la que el bien más preciado es el tiempo, todos tenemos las agendas sin ningún hueco libre con temas laborales, familiares y de responsabilidad. Todo ello lleva a que se genere en el sujeto una sensación de estrés que se traduce en problemas de sueño, alteraciones en la alimentación, dolores musculares, sensación de agobio o irascibilidad o mal humor, esta situación es producida porque el organismo valora que no tiene los suficientes recursos para afrontar a lo que se enfrenta. Este malestar es detectado por el sujeto y en ocasiones debido a ello acude a un médico el cual le suele recetar fármacos o le recomienda el acudir a un psicólogo. Pero para acudir a un psicólogo hace falta tiempo, ese bien tan preciado que tanto escasea, y que es el causante del malestar. Una opción es llevar a cabo sesiones de tratamiento a través de Skype, de este modo el acudir a solicitar ayuda no se convierte en un nuevo elemento estresor.

La falta de tiempo hace que el sujeto delegue o postergue hobbies o momentos que dedicaba a sí mismo, aquellos que le servían como válvula de escape a las sensaciones de malestar y eran el alimento para su mente. Dentro del estrés es muy importante aprender estrategias y herramientas de inoculación del estrés, manejo del tiempo o reestructuración cognitiva de esquemas mentales que lleva al sujeto a centrarse en lo debería de manera excesiva.

“No dejes que tu mente te estropee el día”

Belen Pozo

Psicóloga