Psiconutrición:invierno, vitamina C

Psiconutrición llega el invierno, imprescindible vitamina C

Creemos en lo que comemos para sentirnos bien y prevenir caer enfermos. Os proponemos preparar nuestras defensas de cara al frío, los virus, gripes y resfriados. Al llegar el invierno el organismo está expuesto a una mayor cantidad de virus y tener las defensas preparadas es muy importante. Los alimentos nos aportan aquello que necesita nuestro cuerpo para reforzar las defensas y el conocerlo es muy importante para incorporarlo a la dieta.

Para ello nuestro organismo, nuestras defensas deben de estar preparadas para afrontar todas estas adversidades y que a poder ser, nos afecten lo menos posible las bajas temperaturas y virus. Sobre todo en el caso de trabajar con niños y ancianos es muy importante tener presente las pautas en este artículo explicadas. Y si pensamos viajar en las Navidades en mayor medida ya que los cambios influyen en la adaptación del organismo.

Nosotros llevamos haciéndolo varios años y nos funciona de maravilla, por estas fechas tomamos una pastilla efervescente de vitamina C diaria, nosotros recomendamos Redoxón de venta en farmacias, además hay una versión para niños, Redoxitos, para que también tomen su cantidad diaria de esta maravillosa vitamina, y evitemos caer enfermos. En especial, hay una versión que lleva Zinc, un plus para mejorar nuestro sistema inmunológico.

Pero de cualquier marca suponemos que valdrá.

Y mientras nos protegemos, la vitamina C trabaja en nuestra piel, poniéndola bonita y luminosa, a través de la síntesis del colágeno, y previene el envejecimiento y retrasa la formación de arrugas.

Sabías que muchos tratamientos para la piel de la cara están cargados de esta vitamina? Incluso aplicar ampollas de la farmacia de vitamina C sobre la piel, la pondrán preciosa, un tratamiento totalmente recomendable.

Un aliado del invierno, que te sentará de maravilla.

Elisa Vaca

La falta de tiempo daña la mente

La falta de tiempo daña la mente

Vivimos en una sociedad en la que el bien más preciado es el tiempo, todos tenemos las agendas sin ningún hueco libre con temas laborales, familiares y de responsabilidad. Todo ello lleva a que se genere en el sujeto una sensación de estrés que se traduce en problemas de sueño, alteraciones en la alimentación, dolores musculares, sensación de agobio o irascibilidad o mal humor, esta situación es producida porque el organismo valora que no tiene los suficientes recursos para afrontar a lo que se enfrenta. Este malestar es detectado por el sujeto y en ocasiones debido a ello acude a un médico el cual le suele recetar fármacos o le recomienda el acudir a un psicólogo. Pero para acudir a un psicólogo hace falta tiempo, ese bien tan preciado que tanto escasea, y que es el causante del malestar. Una opción es llevar a cabo sesiones de tratamiento a través de Skype, de este modo el acudir a solicitar ayuda no se convierte en un nuevo elemento estresor.

La falta de tiempo hace que el sujeto delegue o postergue hobbies o momentos que dedicaba a sí mismo, aquellos que le servían como válvula de escape a las sensaciones de malestar y eran el alimento para su mente. Dentro del estrés es muy importante aprender estrategias y herramientas de inoculación del estrés, manejo del tiempo o reestructuración cognitiva de esquemas mentales que lleva al sujeto a centrarse en lo debería de manera excesiva.

“No dejes que tu mente te estropee el día”

Belen Pozo

Psicóloga

Vívelo, siéntelo y no lo pienses

Vívelo, siéntelo y no lo pienses

Somos animales racionales, pensamos, sabemos solucionar problemas,… y ¿para qué? ¿nos beneficia? lo cierto es que nos vale para anticiparnos, planificar o solucionar posibles problemas, pero también nos vale para preocuparnos, anticiparnos y rumiar sobre nuestros problemas. La razón y el pensamiento nos lleva a darle vueltas a un mismo problema varias veces para poder ver los distintos lados y posibles situaciones que puedan ocurrir para así poder solucionarlo en el caso de que ocurra. Pero ¿y si no ocurre? ¿y sino pasa lo que nuestra mente nos dice que va a pasar? habremos perdido un tiempo preciado en pensar, en planificar, en intentar solucionar y sobre todo en preocuparse. Habremos dedicado un tiempo precioso a pensar a sobrevivir pero no a vivir, a sentir o a disfrutar. La mente es el gran aliado del ser humano pero también es el mayor enemigo, para intentar frenarla puedes:

  • Dar un paseo diario sintiendo el aire en la cara
  • Cuando tu mente te lleve al pensamiento dile, no en otro momento
  • Ocúpate de las cosas, preocuparte anticipa pero no asegura
  • Vuelve a hacer aquello que hacías hace años y te hacía muy feliz

Belén Pozo

Psicóloga

Cómo no coger kilos estas fiestas P2

Cómo no coger kilos estas fiestas psiconutrición Parte 2

El momento de hacer la compra es clave, los psicólogos no prohibimos comer ciertos alimentos, porque basta que te prohiban algo para que lo desees comer más, pero si enseñamos a comer con cabeza, de manera sana que nos haga sentir bien.

Evita ir a comprar en las horas que más hambre tienes, es mejor ir nada más comer o desayunar, si vamos cerca de  la hora de la comida, o a media tarde que tenemos hambre, nos ocurrirá que compraremos de manera compulsiva, más alimentos de los que son necesarios, y seguramente aquellos que tengan más calorías.

A la hora de comprar, procura comprar alimentos más sanos o menos calóricos, por ejemplo la nata de cocinar compra ligth, la leche puede ser semidesnatada, el yogurt también semidesnatado.

Compra verduras, que al menos la mitad del carro sea fruta y verdura. Como es Navidad puedes comprar la fruta y verdura que más te guste, piña, coco, frambuesas, espárragos, setas, puede ser especial y también muy rica.

Compra algún dulce, si te encantan los polvorones o el mazapán, compro y tómalo, queremos que lo hagas, pero compra pocas unidades. Muchas veces compramos un montón, que luego sobra y que llega Enero y seguimos comiendo por no tirarlos. Así que compra poco, es mejor comprar dos veces a que nos pase esto.

Chocolate, no hay navidades sin chocolate, pero procura comprar del que lleva el 78% o más de cacao, es más sano y lleva menos azúcar añadido. Todo es a lo que nos acostumbramos, es bueno ir haciendo nuestro paladar a alimentos más sanos y beneficiosos para nuestro organismo.

Y por último, evita bebidas gaseosas que suelen llevar mucho azúcar escondido, y para el alcohol, que el cuerpo no lo quema y lo convierte es grasa directamente, usa un vaso pequeño, hará que tomes menos cantidad.

Elisa Vaca

 

No esperes a que pase…

No esperes a que pase la tormenta, aprende a caminar bajo la lluvia

A lo largo de la vida se pasa por diversas situaciones desde éxitos máximos, mesetas emocionales a caídas repetidas o intensas que generan un gran malestar expresado a través de la tristeza, preocupaciones o estrés que se expresan con comportamientos como el llanto, problemas para dormir, desgana, enfados o ira entre otros.

Es muy común que alguien del entorno comente que la tormenta siempre pasa, y es cierto que todas las tormentas se terminan y acaba saliendo el sol, pero lo realmente importante es cómo se pasa esa tormenta, qué se hace para sobrellevarla o qué no se hace. En muchas ocasiones las personas esperamos a que la tormenta pase, a que las cosas se relajen, se tranquilicen o se arreglen, esto hace que el sujeto de manera consciente crea que le afecta la situación, pero lo cierto es que en esta espera se generan preocupaciones no canalizadas y tensiones no expresadas, que a medio y largo plazo generan malestar. Son las causantes de las discusiones sin motivos, malestares sin causas o incluso resfriados o dolores musculares repentinos.

Lo más adaptativo a nivel psicológico es aprender a caminar bajo la lluvia, aprender a observar cómo es la tormenta y de dónde viene para poder saber qué hacer para vivirla, exprimirla y sacar de ella lo mejor. Ya que de este modo el sujeto aprende estrategias que le servirán para tormentas posteriores, esperar a que pase y mojarse bajo la misma, o buscar un refugio favorece que en la próxima tormenta se sienta el mismo malestar y conlleve las consecuencias negativas. Es de todos sabido que siempre habrá tormentas y según pasen los años estas irán en aumento, el tener las estrategias para caminar bajo la lluvia favorece que el paso de las mismas no sea vivido tan negativo.

Belen Pozo

Psicóloga

 

Cómo no coger kilos estas fiestas

Cómo no coger kilos estas fiestas psiconutrición

Llevamos todo el año manteniendo más o menos la línea, kilo arriba kilo abajo, pero estas fiestas pueden hacer que todo el esfuerzo que has hecho estos meses se venga abajo en unos días.

Navidad es celebración, y parece que sólo sabemos celebrarlo con comidas y cenas, en especial con dulces, desde pequeños nos han metido esta idea en la cabeza, nuestro cerebro asocia cumpleaños con tarta, y Navidad con dulces y cenas y comidas copiosas.

Así que, vamos a intentar daros unas claves que algunas ya se saben y otras no tanto, para ayudarte a afrontar estas fechas de la manera que menos kilos cojas.

Como ya sabemos, es importante hacer deporte, mucho más de lo que pensamos, con el fin de mantener la línea, si estás pensando en apuntarte en Enero a un gimnasio, pues hazlo ahora ¿por qué esperar a haber cogido esos kilos de más? aunque no tengas mucho tiempo, escápate lo que puedas y ves, haz natación y si puedes corre, aunque alternes tiempo de andar con tiempo de correr, súbete a la cinta y quema esas calorías y energía en forma de dulce que has tomado demás. Correr es un deporte que hace que tu metabolismo esté más acelerado, lo que ayuda a quemar lo que comemos incluso estando sentados.

Otra forma, es andar, anda siempre que puedas y evita coger el coche, andar también es un buen aliado para mantener el peso y evitar esos kilos demás.

Juega, con tus hijos, nietos o sobrinos, llévalos al parque, a patinar, a esquiar, en bici o lo que se te ocurra, a los niños les encantará moverse, les viene de maravilla para gastar esa energía que tienen de sobra, y a ti te vendrá fenomenal para seguir sin coger esos indeseados kilos de más. Si estáis pensado en iros unos días fuera, es ideal coger una ciudad que no habéis visitado nunca y andarla, o ir a esquiar, cualquier edad es buena para aprender un deporte tan divertido, que suele gustar a todos, eso sí siempre cogiendo un profesor y ir por pistas de tu nivel, así no tendrás ningún riesgo.

Elisa Vaca

El dolor existe el sufrimiento…

El dolor existe el sufrimiento es una opción

Dolor y sufrimiento son dos palabras que en muchas ocasiones son compañeras de viaje a pesar de no ser iguales, son dos mellizas que suelen acompañar en la vida.

El dolor es un sentimiento de pena causado por una acontecimiento impactante y desestabilizador, el sujeto siente malestar por el mismo.

El sufrimiento es una sensación de malestar mantenida que por el contrario es causada por la mente del sujeto, en el que influyen esquemas cognitivos, miedos, expectativas, deseos y preocupaciones. Por todo ello el sufrimiento es un conjunto de estados que mantienen el malestar.

El dolor es una reacción automática necesaria para expresar el malestar sentido, el sufrimiento es un mantenimiento del malestar, el cual produce una afectación en el sujeto. El sufrimiento es mantenido por pensamientos, potencia lo negativo de la situación vivida y hace que el sujeto lleve siempre unas gafas con cristales oscuros. Por todo ello el sufrimiento es una opción, es una oportunidad de seguir en el dolor o dar un salto hacia adelante a la búsqueda de solucionarlo e intentar cambiar. El dolor está, lo necesitamos para expresar el malestar, pero el sufrimiento es producto de nuestra mente, es el enemigo a combatir. En muchas ocasiones el sufrimiento nos apodera y nos cuesta detectarlo, y la solución es encontrarlo y poco a poco acorralarlo. El dolor lo tienes que sentir pero no puedes dejar que el sufrimiento se quede a vivir junto a tí. Búscalo y decide qué hacer con él.

Belén Pozo

Psicóloga