Maneja el estrés 2

Psicología adultos: Maneja el estrés 2

El estrés mantenido y negativo es nuestro enemigo en la sociedad actual como todos lo hemos vivido. Por eso os queremos seguir dando estrategias de manejo del estrés como medidas de alarma.

  • Cultiva y organiza tu tiempo libre. Dedica una parte del día a alguna actividad de ocio para ti: leer, darte un baño, dar un paseo, llamar a un amigo, escuchar música,… y disfruta de ese momento, céntrate en el momento que estás viviendo, en tus sensaciones corporales y emociones.
  • Dedica un día entero a descansar y realizar actividades que te gustan y que no tengan ninguna relación con tus obligaciones habituales.
  • Practica deporte, un paseo (al trabajo o a comprar) al día es beneficioso para la salud. El deporte beneficia la salud cardiovascular y ayuda a quemar calorías. Sirve como relajante y elimina tensiones.
  • Acostúmbrate a expresar tus puntos de vista y pide ayuda a las personas de tu entorno. Es necesario decir, no; no permitas que los demás te presionen, te manipulen, ni te impongan unos criterios en contra de los tuyos.
  • Organiza tu agenda. Actualízala, apuntas las actividades, indicando el tiempo que te ocuparán; no apuntes más de lo que podrás hacer. Planifícate el día nada más comenzarlo.

Belén Pozo

Psicóloga Sanitaria

Maneja el estrés 1

Psicología adultos: Maneja el estrés 1

El estrés no siempre es malo. De hecho, un poco de estrés es bueno, para poder conseguir metas y ser efectivos. Pero el estrés mantenido en el tiempo produce malestar, que a veces pasamos por alto en el día a día, y a largo plazo nos lleva a problemas físicos y psicológicos como; criticarnos negativamente o a no disfrutar de las cosas del día a día. Cuando esto ocurre es fácil concluir que no podemos hacer nada para cambiar, pero esto no es así.A continuación os proponemos algunas estrategias para manejarlo.

  • Dormir entre 7 y 8 horas, favorecen un buen funcionamiento de tu organismo a lo largo del día. Levántate con el tiempo suficiente para llevar a cabo los preparativos que necesites por la mañana. Si percibes que tu cuerpo no está descansado a pesar de las horas que has dormido y necesitas dormir una siesta, en el caso de que puedas dormirla, hazlo pero que no sea superior a 15 minutos.
  • Controla tu dieta. En ella no deben faltar ingredientes cómo: aceite de oliva, cereales, pescado, ave, verduras, legumbres y frutas. Pero debes evitar comidas copiosas con exceso de azúcar refinada, grasas, frituras o huevos. Reduce el consumo de sal, café, té y alcohol. Mantener una adecuada hidratación tomando 8 vasos de agua al día si es posible. Comer con un horario establecido, cada 3-4 horas para ayudar a mantener su metabolismo y nivel de energía alto. No te saltes comidas y toma tentenpies saludables como frutas deshidratadas (pasitas), nueces o tortas de maiz sin sal.
  • Focaliza tus objetivos a corto y medio plazo tanto en tu casa como en la faceta profesional.
  • Trabaja tu autoconcepto, guardando en tu agenda un hueco para tus hobbies. Una autoestima alta minimiza y relativiza el impacto de cualquier estrés.
  • En el trabajo: Adapta tu entorno de trabajo, a ser posible con fotografías, música
  • Cuando veas que una tarea no avanza, realiza otra tarea o haz una pausa, y si puedes sal del lugar donde te encontrabas.

Belén Pozo

Psicóloga

Superar un duelo

Superar un duelo, la muerte de un ser querido

Y a veces, pasa, la muerte nos toca de cerca, lo queramos o no, es algo que no podemos evitar, se acerca a nuestras vidas, para dejarnos mucho dolor, dolor del corazón, algo que un parancetamol o ibuprofeno, no nos puede quitar. Este dolor es bueno, aunque no lo parezca, es el que nos va a ayudar a superar la pérdida, pero es tan doloroso.

La muerte forma parte de nosotros, del ser humano, de las etapas de la vida, ocurre cada día, los animales, las plantas, el ser humano, es algo normal. Pero produce mucho dolor.

Las etapas del duelo, suelen durar un año aproximadamente, este tiempo es considerado normal, una vez que la tristeza se instaura en nuestros días por más tiempo, es cuando empieza a ser patológica y que puede necesita ayuda de un especialista.

Al principio es normal sentir enfado, rabia y culpa, después desesperanza, tristeza, soledad, son emociones que sentimos todos ante la pérdida de alguien.

Pero no está sólo, los psicólogos podemos acompañarte durante todo el proceso, para que sea lo más leve posible y que antes o después termine, para recuperar tu vida cuanto antes. Presencial y también on-line.

Elisa Vaca

Psicólogo Sanitario

Pon tu mente en modo vacaciones

Pon tu mente en modo vacaciones

Es tiempo de parar unos días de la rutina del día a día, de la vida ajetreada que llevamos, donde pasan los días sin enterarnos ni ser conscientes de que estamos vivos, de que tenemos naturaleza alrededor, ni a dónde vamos. Estamos tan cargados de tareas, que nos robotizamos, y nos dedicamos a sacar una tarea tras otra, esto nos lleva a no tener tiempo para nosotros, para pensar, para hacer lo que nos gusta, y mucho menos, de asentar la mente y pensar dónde vamos, y si vamos por el buen camino para conseguirlo.

Este verano os propongo pasar unos días de vacaciones fuera de casa, en un lugar diferente, sin hacer nada de lo que hacemos habitualmente, pasear, bañarnos, tomar el sol o sentarnos a ver una puesta de sol mientras pensamos qué somos y en que nos estamos convirtiendo, si nos gusta lo que estamos haciendo, una reflexión, ver si nos falta algo, si echamos algo de menos y pensar dónde queremos ir.

Y hacer un plan de cómo alcanzar aquello que queremos llegar a ser o tener.

Es tiempo de reposar la mente y pensar si nos gusta dónde vamos y si lo estamos haciendo bien.

Tomaros unos días sin tareas, sin obligaciones, un tiempo de reflexión y de asentar tu mente para ir donde quieras ir , y por supuesto llegar.

Elisa Vaca Psicólogo Sanitario

Educación en valores, el Respeto

Educación en valores, el Respeto

El respeto, yo lo explicaría, con la capacidad de amar al otro, de empatizar con él. Pero el respeto, es el tratar a la otra persona con consideración y valoración, respetando su forma de actuar o de pensar, sin juzgar y con educación, sin invadir su espacio, teniendo presente el no hacer daño o herir sus sentimientos.

Respetar es no invadir el espacio de los demás, no invadir física ni psicológicamente, hoy en día, los límites no están claros. Y menos aún, con la llegada de internet y las redes sociales, por lo que se ve bastante normal que el otro no ponga límites y que tu los pases.

En la televisión tenemos numerosos ejemplos diarios de NO respeto hacia el otro.

Debemos enseñar a los niños el valor del respeto, para ello lo más importante, es educar con el ejemplo, no hablando mal, ni juzgando a nadie. Respetando la forma de actuar o pensar de los demás, de este modo el niño aprenderá a respetar.

Hay que respetar las diferencias individuales,

Desde pequeños, hay que enseñar a cuidar y respetar sus cosas, sus juguetes, su ropa, su material escolar, después hay que enseñarles a respetar la naturaleza, las plantas, no se debe romper una hoja porque nos apetezca entretenernos, y por supuesto, a los animales.

Y la lista podría aumentar, a los mayores, al entorno, a sus padres, y por supuesto a sí mismos.

Hay que respetar a los demás, y hacer que los demás nos respeten a nosotros.

Elisa Vaca

Psicólogo Sanitario

¿Qué es la nomofobia?

Psicología Madrid: ¿Qué es la nomofobia?

La evolución de la sociedad hace que se creen nuevas necesidades y nuevos hábitos en la vida diaria.

Esto es lo que ha ocurrido con la figura del teléfono móvil, donde comenzó siendo una vía de comunicación puntual y no al alcance de todos, considerado como un medio tecnológico privilegiado. Pero esto ha cambiado, en la actualidad ya forma parte de algo indispensable, siendo una herramienta de comunicación que facilita el contacto inmediato con los demás, aporta seguridad, ocio, diversión e incluso se puede trabajar desde él.

Este avance ha facilitado los medios de comunicación y la forma de vida de la población, pero también ha hecho que un uso inadecuado de éste afecte a nivel psicológico y conductual de manera significativa, comenzando a ser una preocupación social a nivel general, pero más específicamente en la sociedad que ha crecido con ello.

La población infanto-juvenil actual es el grupo más motivado en el uso, deseo y con la mayor “necesidad” de poseer un teléfono para poder tener contacto inmediato con sus amigos, escuchar música, juegos, fotos, cámara, redes sociales, etc. Tienen todo lo que desean en un móvil, además de ser un medio de integración con sus iguales.

Según los estudios realizados en 2010 en España, más del 53% de los usuarios sufren ansiedad, inestabilidad y dificultad para concentrarse cuando se encuentran sin móvil. “Los usuarios de móvil superarán los 5.000 millones a mediados de 2017, frente a los 4.800 millones con que cerró 2016, y crecerán hasta los 5.700 en 2020”. Está comenzando a ser un tema muy recurrente y preocupante en la sociedad, y más concretamente en los padres con hijos adolescentes, ya que observan comportamientos patológicos generalizados en la mitad de la población y que va incrementándose día a día.

El uso inadecuado del móvil fomenta inseguridad, insatisfacción con las áreas vitales, tendencia a la comparación, dificultad de las habilidades sociales interpersonales y aislamiento entre otros, desarrollando una dependencia desmedida al teléfono móvil.

Esta dependencia y malestar produce síntomas de ansiedad (taquicardia, sudoración, dificultad respiratoria…), malestar físico, preocupación obsesiva ante la falta, fomentando una baja autoestima e insatisfacción personal.

Este hecho ha impulsado que aparezcan nuevos trastornos en el ámbito de la adicción a las tecnologías, como el caso del nuevo término acuñado como “nomofobia”. Este término alude al miedo irracional y a la indefensión de estar sin móvil cuando se apaga, se olvida, se pierde o se encuentra sin línea. Además de añadirse la falta de contacto virtual que se crea mediante las redes sociales e internet, obteniendo información o contacto inmediato, tolerando cada vez menos los tiempos, queriendo una respuesta inminente y creando una dependencia de su uso y de su posesión.

Teniendo en cuenta lo citado, ¿alguna vez has sentido alguno de estos síntomas?, ¿conoces a alguien que sufra nomofobia?

Referéncias bibliográficas:

-Ruiz-Olivares R, Lucena V, Pino MJ, Herruzo J. Analysis of behavior related to use of the Internet, mobile telephones, compulsive shopping and gambling among university students. Adicciones 2010, 22(4), 301-9 .

-Osio Flores, A. M., Yucra Mitma, G. D., Arroyo Dolz, K., Berduguez, P., Ramírez Rojas, V., Reinaga, H., … & López Paravicini, M. E. (2014). NOMOFOBIA, UN PROBLEMA DEL SIGLO XXI?. Archivos Bolivianos de Medicina, 22, 56.

-http://www.abc.es/tecnologia/moviles/telefonia/abci-2017-mas-5000-millones-usuarios-moviles-201703011345_noticia.html

Biofeedback. Maneja tu ansiedad

Biofeedback. Maneja tu ansiedad

La ansiedad es nuestro compañero de viaje, está a nuestro lado para activarnos, para ser más eficaces, para encontrar antes una solución o para anticiparnos a los fracasos. Pero también es nuestra mayor enemiga ya que mantenida en el tiempo o de muchas intensidad, afecta al sueño, la alimentación, el estado mental y físico.

Hay muchas formas de intentar manejar la ansiedad pero no todas ellas siempre funcionan. Es necesario una herramienta que nos muestre cómo funciona la estrategia aplicada. La herramienta que tenemos es el llamado biofeedback, y uno de los más utilizados y útil en la ansiedad es el que registra la respiración del sujeto. Para que una persona esté tranquila y su ansiedad no juegue en su contra es muy importante que se den un número concreto de respiraciones, una media entre 7 y 9 por minuto y que estas sean amplias, es decir que el sujeto obtenga el oxígeno adecuado, no habiendo ni por exceso ni por defecto. A través del biofeedback el sujeto podrá observar cómo es su respiración y podrá aprender a modificarla para que esta compense sus estados de ansiedad y con ello mejore su malestar.

Belen Pozo

Psicóloga Sanitaria

Técnica Biofeedback y Neurofeedback

Antes de empezar dieta, lee esto

Antes de empezar dieta, deberías leer esto

Eres feliz? estas en un momento estable de tu vida? tienes ansiedad? te sientes cansado? bajo de ánimo? Antes de empezar un plan de adelgazamiento, debería valorar tu estabilidad emocional, un requisito a mi forma de ver imprescindible para asegurarnos el éxito del tratamiento.

Cuando no estamos bien, comemos, si tenemos ansiedad, nos da por comer, al igual que si estamos en un mal momento emocional, en estos casos lo primero es que recuperar la estabilidad emocional, y de este modo recuperamos el control de nuestras vidas. Pudiendo decidir lo que queremos y lo que no, lo que es bueno para nosotros y lo que no. Para ello, se requiere de seguridad en ti mismo y de sentirnos estables y con un buen ánimo.

Adelgazar significa decidir lo que queremos comer en cada momento, con control, tomando decisiones sabias a cada momento, y por supuesto, de una gran fuerza de voluntad y constancia. Al menos al principio, que es lo que más cuesta, una vez pasadas las primeras semanas, será más fácil, al haber cogido unos hábitos que nos ayudarán y harán más fácil el camino.

Así que si no estás pasando un buen momento, te recomendamos primero que te sientas bien, para asegurarnos que sea todo un éxito y consigas tus objetivos.

Para estar delgados, hay que cambiar la forma de pensar, eliminar huellas de memoria de lo que pensamos hacia la comida, y de establecer otras que nos lleven a no tener que estar siempre a dieta. Establecer unas sanas relaciones entre nuestra mente y la comida. Y los psicólogos somos expertos en ello.

¿Has pensado en lo que un psicólogo podría hacer por ti? Quizá es una forma diferente de empezar la dieta, esta vez te recomendamos una psicodieta jeje

Elisa Vaca Psicólogo Sanitario

 

Psicología:Falta de tiempo

Psicología adultos: Falta de tiempo

El tiempo es el bien más preciado de la sociedad actual. Hoy en día vivimos en una continua carrera en la que el mensaje interno que nos dirigimos es “no llego” “no tengo tiempo”,… ¿qué podemos hacer?

Lo primero de todo es analizar el por qué no se tiene tiempo o que actividades o circunstancias te quitan más tiempo. Para ello coge lápiz y papel, haz un horario semanal aproximado y anota todas las tareas que realizas y el tiempo aproximado que te llevan. A continuación haz un listado de actividades imprescindibles, necesarias y complementarias, es decir ordena por necesidad las mismas y una vez realizado suprime o disminuye aquellas que son complementarias, y sustitúyelas por tiempo personal, tiempo para no hacer nada, para leer, para tu hobbie, para lo que tu mente y corazón necesite. Es muy importante hacer este ejercicio que ayude a visualizar las tareas y sobre todo organizarlas y reorganizar tu vida. Es una tarea imprescindible a realizar  ya que la falta de tiempo conlleva unas consecuencias negativas en la salud física y mental como: problemas de sueño y alimentación, dolores musculares, depresión, irascibilidad o ansiedad, entre otros. No lo dudes ni un momento te llevará 5 minutos.

Belén Pozo

Psicóloga

Mantener a ralla las preocupaciones

Psicología adultos: Cómo mantener a ralla las preocupaciones

Las preocupaciones del día a día generan un gran malestar en las diferentes áreas del sujeto, tanto a nivel personal como laboral, familiar y social. Todo ello conlleva consecuencias como problemas de sueño, alimentación, dolores musculares, irascibilidad, dolores de cabeza o dificultades en la toma de decisiones.

La mayor parte de las personas intentan llevar a cabo diversas estrategias entre las más comunes intentar dejar de pensar, pero el intentar no pensar lleva a pensar en mayor medida, ya que el control cognitivo no puede llevarse a cabo a través de la razón. A través de la escritura y el dibujo se pueden canalizar las preocupaciones y pueden ser controladas, debido a que se exteriorizan y pierden poder emocional. Para ello debe de reservarse en la agenda el momento de la expresión de ideas, el momento elegido debe de ser por la tarde no muy cercano a la hora del sueño. Es muy importante tener presente que no puede “pensar” o “darle vuelta” a las preocupaciones durante el día a no ser que sea en el momento de la expresión de las ideas. En ese momento deben de escribirse o dibujarse las emociones, preocupaciones y pensamientos que generen malestar para expresarlos de manera externa y que no conlleve las consecuencias explicadas al inicio de esta entrada.

Belén Pozo

Psicóloga Sanitaria