Déjate disfrutar para conseguirlo

aqui-y-ahoraDéjate disfrutar para conseguirlo

En la actualidad se vive sin tiempo, sin espacio ni momentos para disfrutar lo conseguido. La mayor parte de los adultos están inmersos en los deberías y en los objetivos a conseguir. Pero cuando esto es conseguido ¿qué ocurre? ¿qué pasa? ¿qué se hace? se busca un nuevo objetivo para lograr, pero ¿se disfruta del logro? ¿se vive esa satisfacción?

Por lo general el mayor error y dificultad actual es la incapacidad para disfrutar. El no saber vivir el momento, exprimir cada segundo y disfrutar de cada paso hacia el logro. Es más importante disfrutar de los pasos hacia la meta que la meta propiamente dicha, ya que esta es efímera.

¿Cómo podemos aprender a disfrutar?

Para aprender a disfrutar hay que hacerlo día a día, vivir y exprimir cada momento, cada milisegundo, y no pensar en el mañana, ya que este siempre vendrá, las nubes siempre aparecerán pero no sabemos cuánto va a durar el sol, tenemos que mirar los rayos, la luz que nos aporta y sentir el calor en nuestro cuerpo y el bienestar del que nos inunda.

Te proponemos que hoy cuando vayas por la calle observes qué pasa a tu alrededor, cuántos árboles hay, de qué color son sus hojas, cómo suena al pisar las hojas, qué sientes al recibir el aire en la cara…

Belén Pozo

Psicóloga

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Disfruta el momento

aqui-y-ahoraDisfruta el momento

Hoy queremos compartir con vosotros un cuento de Jorge Bucay, de cuentos para pensar, es uno de mis cuentos preferidos, una filosofía de vida para seguir en el día a día, para llegar más fácil al bienestar :

Esta es la historia de un hombre al que yo definiría como un buscador…

Un buscador es alguien que busca; no necesariamente alguien que encuentra.

Tampoco es alguien que, necesariamente, sabe qué es lo que está buscando. Es simplemente alguien para quien su vida es una búsqueda.
Un día, el buscador sintió que debía ir hacia la ciudad de Kamir. Había aprendido a hacer caso riguroso de estas sensaciones que venían de un lugar desconocido de sí mismo. Así que lo dejó todo y partió.

Después de dos días de marcha por los polvorientos caminos, divisó, a lo lejos, Kamir. Un poco antes de llegar al pueblo, le llamó mucho la atención una colina a la derecha del sendero. Estaba tapizada de un verde maravilloso y había un montón de árboles, pájaros, y flores encantadores. La rodeaba por completo una especie de valla de madera lustrada.

Una portezuela de bronce lo invitaba a entrar.

De pronto, sintió que olvidaba el pueblo y sucumbió ante la tentación de descansar por un momento en aquél lugar.

El buscador traspasó el portal y empezó a caminar lentamente entre las piedras blancas que estaban distribuidas como al azar, entre los árboles.

Dejó que sus ojos se posaran como mariposas en cada detalle de aquél paraíso multicolor.

Sus ojos eran los de un buscador, y quizá por eso descubrió aquella inscripción sobre una de las piedras: “Abdul Tarej, vivió 8 años, 6 meses, 2 semanas y 3 días“.

Se sobrecogió un poco al darse cuenta de que aquella piedra no era simplemente una piedra: era una lápida.
Sintió pena al pensar que un niño de tan corta edad estaba enterrado en aquél lugar.

Mirando a su alrededor, el hombre se dio cuenta de que la piedra de al lado también tenía una inscripción. Se acercó a leerla. Decía: “Yamir Kalib, vivió 5 años, 8 meses y 3 semanas“.

El buscador se sintió terriblemente conmocionado.

Aquél hermoso lugar era un cementerio, y cada piedra era una tumba.

Una por una, empezó a leer las lápidas.

Todas tenían inscripciones similares: un nombre y el tiempo de vida exacto del muerto.

Pero lo que le conectó con el espanto fue comprobar que el que más tiempo había vivido sobrepasaba apenas los once años…

Embargado por un dolor terrible, se sentó y se puso a llorar.

El cuidador del cementerio, pasaba por allí y se acercó.

Lo miró llorar durante un rato en silencio y luego le preguntó si lloraba por algún familiar.

– No, por ningún familiar -dijo el buscador-. ¿Qué pasa en este pueblo? ¿Qué cosa tan terrible hay en esta ciudad? ¿Por qué hay tantos niños muertos enterrados en este lugar? ¿Cuál es la horrible maldición que pesa sobre esta gente, que les ha obligado a construir un cementerio de niños?

El anciano sonrió y dijo:

– Puede usted serenarse. No hay tal maldición. Lo que pasa es que aquí tenemos una vieja costumbre. Le contaré…: “Cuando un joven cumple 15 años, sus padres le regalan una libreta como esta que tengo aquí, para que se la cuelgue al cuello. Es tradición entre nosotros que, a partir de ese momento, cada vez que uno disfruta intensamente de algo, abre la libreta y anota en ella:

A la izquierda, qué fue lo disfrutado.

A la derecha, cuánto tiempo duró el gozo.

Conoció a su novia y se enamoró de ella. ¿Cuánto tiempo duró esa pasión enorme y el placer de conocerla? ¿Una semana? ¿Dos? ¿Tres semanas y media…? Y después, la emoción del primer beso, el placer maravilloso del primer beso… ¿cuánto duró? ¿El minuto y medio del beso? ¿Dos días? ¿Una semana?

¿Y el embarazo y el nacimiento del primer hijo…? ¿Y la boda de los amigos? ¿Y el viaje más deseado? ¿Y el encuentro con el hermano que vuelve de un país lejano? ¿Cuánto tiempo duró el disfrutar de estas situaciones? ¿Horas? ¿Días?

Así, vamos anotando en la libreta cada momento que disfrutamos… Cada momento.

Cuando alguien se muere, es nuestra costumbre abrir su libreta y sumar el tiempo de lo disfrutado para escribirlo sobre su tumba. Porque ese es, para nosotros, el único y verdadero TIEMPO VIVIDO”.

Belén Pozo

Psicóloga

 

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , | Deja un comentario

La razón y la emoción

jLa razón y la emoción

La razón y la emoción son dos conceptos que van muy unidos en los aspectos de la psicología. La razón es la característica que nos hace diferenciarnos del resto de animales, pero esta razón ¿es buena? ¿nos beneficia?

Lo cierto es que gracias a las razón generalizamos los aprendizajes, nos adaptamos a los cambios de las situaciones, planificamos,..etc. De todas estas funciones se encarga el neocortex, que ocupa 2/3 de cerebro. A través de la razón intentamos controlar el mundo.

Por otro laso se encentra el sistema límbico encargado de las emociones, a nivel cerebral se encuentra debajo de la corteza cerebral encargada de la razón. Este sistema envía los impulsos que generan las emociones, las expresa, controla y las vive.

El sistema límbico es el que mueve al sujeto, el que le motiva y le hace vivir. El neocortex es el que planifica para conseguir los objetivos deseados. Ambas partes dan lugar a que un sujeto responda de manera más racional o emocional a las situaciones. El que domine un cerebro u otro predispone al sujeto a presentar ciertas patologías: los más emocionales tienden a presentar más alteraciones en el estado de ánimo y por el contrario los más racionales tienden a mostrar en mayor medida preocupaciones, ansiedad o manías.

¿Cómo es tu cerebro?

Belén Pozo

Psicóloga

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

El estrés afecta a nuestro cuerpo y a nuestra mente

jEl estrés afecta a nuestro cuerpo y a nuestra mente

El estrés puede definirse como el conjunto de reacciones fisiológicas por parte del organismo, que aparecen ante una demanda que supera nuestra capacidad adaptativa o ante una situación que se percibe como amenazante. El estrés es algo subjetivo, el estrés es algo personal. Es un estado interno, de tal manera que la forma que cada uno de nosotros tenemos de relacionarnos con el medio que nos rodea, va a determinar el tipo de estrés y el grado o cantidad del mismo. De ahí, la importancia de cómo percibamos e interpretemos la situación.

El estrés es la respuesta que se da ante un cambio que se produce en el ambiente y al que hay que adaptarse. Mediante la respuesta fisiológica, cognitiva y conductual, las personas lo que hacemos es preparamos, para hacer frente a una situación.

Por norma, va a provocar estrés aquello que implique novedad, también, cuando no disponemos de información suficiente respecto a algo que puede pasar, o cuando no tenemos los recursos necesarios para enfrentarnos a una situación que se presenta. También en el caso de no saber con certeza cuando se va a producir un suceso, ante un cambio en una situación o, cuando hemos perdido alguna cosa.

Algunos estresores o fuentes de estrés que encontramos son:

  • Cambios importantes que pueden aparecer en la vida de las personas. Una separación o un divorcio, un accidente de tráfico, una operación de corazón, una enfermedad terminal, la pérdida de un ser querido,… Todos ellos, son considerados como sucesos vitales de gran intensidad.
  • Situaciones diarias generadoras de estrés repetitivo pero menos intenso. Obtener una nota negativa en un examen, la falta de tiempo, un atasco, las dificultades económicas por las que atraviesa una familia, una enfermedad crónica, o, los conflictos o diferencias con familiares, amigos, compañeros de la universidad o del trabajo.
  • Situaciones generadoras de estrés persistentes en el tiempo. La violencia en el ámbito familiar, un inadecuado ambiente laboral, una enfermedad mantenida durante un período de tiempo largo, los cuidados a personas dependientes,… Todos ellos, son considerados como estresores de una duración e intensidad elevadas.

Los síntomas que se desencadenan por situaciones estresantes varían en función de cada persona, depende de cómo cada uno de nosotros interpretemos la situación, y también de los recursos de los que dispongamos para enfrentarnos a éstas. Igualmente, depende de la situación en sí, y de la duración e intensidad de la misma, pudiendo llegar a causar problemas realmente serios en nuestra salud.

Físicamente, puede producirse:

  • Aumento de la frecuencia cardíaca
  • Mayor presión arterial
  • Taquicardias
  • Sensación de opresión torácica
  • Diarrea
  • Estreñimiento
  • Aumento del colesterol
  • Dolores de cabeza
  • Dolores musculares
  • Dolores de articulaciones
  • Dolores menstruales
  • Alteraciones en el ciclo menstrual
  • Tensión muscular
  • Mayor riesgo de padecer diabetes
  • Nauseas
  • Constipados
  • Mareos
  • Menor deseo sexual
  • Afectación del sistema inmunológico
  • Úlceras el estómago
  • Reflujos
  • Problemas de piel: psoriasis, urticarias, caída de pelo
  • Alteraciones en el apetito
  • Cambios en el sueño,…

A nivel mental, destacar:

  • Dificultades para mantener la atención
  • Problemas de memoria
  • Producción de errores
  • Complicaciones en el razonamiento
  • Problemas en la organización
  • Dificultades en la fluidez verbal
  • Deficiente rendimiento
  • Conflictos en la resolución de problemas,…

A nivel conductual, destacan:

  • La apatía
  • El incumplimiento de responsabilidades
  • La mayor probabilidad de sufrir accidentes y percances
  • El consumo de sustancias legales o ilegales
  • Los cambios en las rutinas laborales
  • La dejadez en hábitos personales
  • El absentismo laboral,…

 Emocionalmente, se produce:

  • Impaciencia
  • Ansiedad
  • Irritabilidad
  • Cambios de humor
  • Inseguridades
  • Miedos
  • Depresión
  • Deseos de llorar
  • Dejadez
  • Sentimientos de culpabilidad
  • Frustración,…

El estrés prolongado en el tiempo, acaba desgastando nuestra salud física y mental. Por ello, es importante modificar algunos hábitos para poder disfrutar de una vida más saludable.

Miriam Benavides

Psicóloga

 

 

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Las técnicas de respiración no me funcionan

CIMG2329

Las técnicas de respiración no me funcionan

Este hecho es muchas veces comentado por los sujetos que acuden a consulta. Un gran porcentaje de los mismos presentan síntomas de ansiedad, nerviosismo, problemas para dormir,… y un etcétera de sintomatología que alteran la vida del día a día del sujeto. Ante esto la persona suele acudir a clases de yoga, técnicas de relajación o intenta cambiar la forma de ver el mundo a través del pensamiento.

La respiración es la técnica más utilizada como estrategia de relajación, pero no siempre funciona.

¿Por qué?

Por un lado, no todo funciona para todo el mundo. La ansiedad se expresa de diversas formas según la persona, y por ello no todas las técnicas la controlan del mismo modo. La ansiedad puede presentarse a nivel:

  • Cognitivo. Con preocupaciones, en este caso la respiración ayuda pero no aplaca por completo la ansiedad
  • Motora. Con tensión muscular, la respiración disminuye la sintomatología pero las consecuencias como dolores de cabeza, problemas de sueño o contracturas no desaparecen
  • Fisiológica. Con sudoración, mareos, fatiga,…. en las que la respiración es la técnica óptima para su mejora

Por todo lo anterior es importante conocer de qué modo se expresa la ansiedad para poder combatirla con la estrategia adecuada.

De todos modos en ocasiones a pesar de que el sujeto muestra ansiedad fisiológica, no siempre funcionan las técnicas de respiración. Esto es debido a que el sujeto en muchas ocasiones no lo realiza adecuadamente, ya que es difícil operativizarlo. Para ello disponemos de una herramienta que muestra al sujeto y terapeuta cómo está realizando la estrategia y qué tiene que hacer para mejorarlo. Todo ello se realiza a través del biofeedback de respiración, en el que se registran las respiraciones por minuto del sujeto y como de amplia son estas para determinar si es lo adecuado.

No todas las estrategias funcionan para todos los sujetos, y es necesario un profesional para que lo que apliquemos para nuestro beneficio sera efectivo.

Belén Pozo

Psicóloga

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

La risa y sus beneficios

La risa y sus beneficios

La risa es uno de los actos más saludables que tenemos los seres humanos. Ésta se produce como respuesta a determinados estímulos externos o internos que vivimos, aportándonos múltiples beneficios a nivel psicológico, físico y social.

El mecanismo encargado de activar el acto de la risa se encuentra situada en la zona pre-frontal de la corteza cerebral, activando el sistema límbico, donde se encuentran las regiones del hipotálamo y la amígdala encargadas de regular las emociones y la memoria.

Según los estudios científicos, se ha demostrado que el cortes cerebral libera impulsos eléctricos un segundo después de comenzar a reírnos, segregando endorfinas y eliminando de nuestros cuerpo las energías negativas que se han ido generando. Esta respuesta produce múltiples cambios a nivel fisiológico en nuestro organismo, los cuales no somos conscientes de que estén ocurriendo.

El acto de reír y sonreír es una respuesta biológica que desarrollamos desde que nacemos, que nos ayuda a interactuar y sociabilizarnos con el ambiente.

En la etapa de la niñez la respuesta de reír es más espontánea, las situaciones que vivimos son percibidas de una manera cómica y lúdica, dejándonos llevar y dejando fluir la imaginación. En cambio a lo largo de la etapa de la adultez, va poco a poco disminuyendo su práctica, ya que influyen la falta de espontaneidad e incluso el valor de disfrutar y ver la parte más divertida de las cosas que ocurren en nuestro alrededor, olvidando los beneficios y el bienestar que nos aporta este acto.

Se ha clasificado a la risa y a el humor como dos de las 24 fortalezas personales necesarias para poder promover, desarrollar y presentar un buen estado de bienestar psicológico.

¿Qué beneficios y ventajas nos aporta reírnos?

* Previene y disminuye el insomnio.

* Fomenta el bienestar y la felicidad.

* Previene el estrés.

* Aumenta la autoestima y la seguridad en uno mismo.

* Fortalece nuestro sistema inmunológico.

* Ayuda a mejorar la calidad de la respiración.

* Expande, estira y relaja los pulmones del cuerpo.

* Nos facilita poder liberar tensión acumulada del día.

* Fortalece los vínculos y las relaciones sociales.

* Reduce la presión arterial, previniendo posibles futuros infartos.

* Produce un efecto placentero y analgésico por la liberación de endorfinas.

* Es uno de los agentes naturales más eficaces para la prevención del envejecimiento, ayudando a tonificar y a prevenir las arrugas tan características de la edad.

* Fomenta la creatividad y la imaginación.

* Ayuda a liberar emociones que tenemos reprimidas.

* Mejora y facilita los procesos de digestión, ya que aumenta el número de contracciones de los músculos abdominales.

Teniendo en cuenta todos los beneficios psicológicos, sociales y físicos que tiene la risa, sería buena idea poder practicarlo más a menudo y ser más consciente de este acto tan cotidiano, divertido y que tanto favorece la salud.

Información obtenida:

-Ripoll, R. M., & Casado, I. Q. (2010). Risa y terapias positivas: moderno enfoque y aplicaciones prácticas en medicina. Revista de Psiquiatría y Salud Mental, 3(1), 27-34.

-http://salud.ccm.net/faq/psicologia-36#3645

Rocio Delgado

Psicóloga

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , | Deja un comentario

Otoño y estado de ánimo

DSC_0804Otoño y estado de ánimo

Es de todos sabido que en los cambios estacionales las personas suelen presentar alteraciones en sus estados del ánimo. Aquellos que tienen a patologías como la ansiedad o un estado de ánimo bajo, observan que en estos cambios de estación estas sensaciones se acentúan,

En las primeras semanas de la nueva estación se suelen presentar los siguientes síntomas:

  • Cansancio físico
  • Dolores musculares
  • Desgana
  • Intranquilidad
  • Dificultad para concentrarse
  • Apatía
  • Alteraciones en el sueño o alimentación

Estos síntomas suelen ser pasajeros pero alteran la vida del sujeto, Por todo ello lo primero de todo es observar cómo evolucionan y si estos empeoran o se repiten en los cambios estacionales.

A continuación se exponen algunas pautas a realizar para que en el caso de que sea algo estacional la alteración no sea tanta:

  • Buscar un tiempo individual de hobbie
  • Hacer actividades agradables y aumentar la frecuencia de las mismas
  • Relizar ejercicios de respiración diarios
  • No cambiar de manera brusca las rutinas
  • Mantener actividades anteriores a las realizadas en la estación previa
  • Pasar tiempo al aire libre
  • Realizar ejercicio físico

En el caso de que los síntomas anteriores se mantengan en el tiempo es recomendable acudir a un profesional para consultarlo, ya que a veces el alargar la consulta o no realizarla empeora los síntomas y las consecuencias son peores.

Belén Pozo

Psicóloga

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Modificar nuestros hábitos

Modificar nuestros hábitos

¿Hay algún hábito que te gustaría poder incorporar en tu vida? ¿Te gustaría poder practicar algo de ejercicio de manera regular, iniciarte en la lectura, aprender a patinar?

¿Tienes algún hábito que por el contrario, te gustaría prescindir de él? ¿Estás dispuesto a renunciar al tabaco, estás dispuesto a renunciar a la comida poco saludable?

Los seres humanos, requerimos de un tiempo para cambiar hábitos. William James, uno de los padres de la Psicología Moderna, comentó a principios del siglo XX, que el tiempo que se precisa para ello, es de 21 días.

Según él, los hábitos posibilitan y favorecen los pasos que son necesarios para obtener un resultado, para conseguir un objetivo que nos hemos establecido, de tal manera que esos pasos resultan ser más precisos y más adecuados. Con ello, se atenúa nuestro cansancio, la atención que dedicamos de manera consciente a la realización de estas acciones es menor y se promueve una automatización de la conducta haciendo que esta se desarrolle de manera más sencilla.

James indica que para poder cambiar un hábito, se precisa de:

–    Determinación. La idea es poder organizar nuestra vida en función del hábito que se quiere adquirir. William James decía que había que favorecer un entorno que impulsara nuestro nuevo camino, nuestra nueva meta.
–    Disciplina. Según James, a lo largo de estos días, muy posiblemente esté presente las ganas de volver a ese viejo hábito. Él propone seguir adelante en el intento y no caer en la tentación de volver atrás. Es importante que haya una continuidad. Hay que ser disciplinado y dedicarle tiempo.
–    Iniciativa. Hay que tener iniciativa, no hay que dejarse llevar por las circunstancias que puedan rodearnos. Determinadas circunstancias y las personas que nos rodean influyen mucho en la adquisición de un hábito adecuado y en el hecho de romper con el antiguo.

Es importante conocer los motivos para ese cambio. Hay que pensar en qué es lo que queremos, para qué vamos a hacerlo, por qué queremos hacerlo, cómo vamos a conseguirlo. Hay que buscar algo que realmente nos atraiga, nos motive y que sea coherente con nosotros mismos, con nuestros intereses y valores. Por eso hay que buscar aquello que consideremos que es importante para nosotros y poder permitirnos salir de nuestra zona de confort.

Es aconsejable que vayamos poco a poco, de manera que estos hábitos puedan ir cambiando de forma gradual. Una manera de poder instaurar un hábito saludable y remplazar uno inadecuado, sería cambiar el mal hábito, por el bueno.

Sería interesante poder hacer una lista donde reflejar ambos tipos de hábitos teniendo en cuenta el grado de importancia que demos a cada uno de ellos; por un lado los que nos gustaría adquirir, y por otro lado, los que se desearían dejar atrás. De todos los posibles hábitos de ambas listas, es aconsejable elegir uno o dos para empezar a adquirirlos, no más. Es importante ser realista y no querer abarcar todos los cambios a la vez.

Una manera de facilitar la adquisición o eliminación de los hábitos, es hacer más o menos fácil el tener un adecuado o inadecuado hábito. Por ejemplo, si quieres dejar de comer dulce después de la comida o de la cena, haz por eliminar de la lista de la compra este producto que tanto te gusta. El hecho de no tenerlo en casa, te va a facilitar el no caer en el deseo de comerlo. Si quieres empezar a ir al gimnasio después de salir de trabajar, busca un centro que esté cerca de tu lugar de trabajo y déjate preparado la noche de antes la bolsa de deporte con todo lo que vas a requerir para tu tarde de gym.

No desistas, sigue intentándolo, porque aunque los viejos hábitos no nos lo van a poner fácil, puesto que durante mucho tiempo han formado parte de nuestro día a día, haciendo difícil su instauración, una vez logrado nuestro objetivo, la sensación de bienestar y satisfacción nos va a invadir. Somos capaces de abandonar o modificar hábitos que llevan un tiempo establecidos y adquirir alguno nuevo por propia voluntad. No los posterguemos, no esperemos al mes que viene, ni tampoco al año que está por entrar. Podemos empezar hoy mismo.

http://www.samastah.com/21-dias-para-cambiar-un-habito-la-gran-idea-de-williams-james/
Miriam Benavides

Psicóloga

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , | Deja un comentario

Mi momento feliz del día

Mi momento feliz del día

Elizabeth Gilbert, saltó a la fama en el año 2006 cuando publicó el libro que lleva por título, “Come, reza, ama”. Es la historia de una mujer que va en busca del equilibrio entre cuerpo y espíritu. Para ello emprende un largo viaje, tras una ruptura matrimonial y un desengaño amoroso a través de Italia, la India e Indonesia.

Autora estadounidense de múltiples libros, relatos, ensayos, memorias y biografías, ha estado practicando a lo largo de más de diez años, un ritual que le ha proporcionado una gran alegría y satisfacción. Lo que propone Gilbert es, buscar un bote o una caja donde poder guardar un papel escrito con los momentos más felices que se han experimentado diariamente. Con esta actividad, la autora invita a descubrir que aún en momentos o etapas más tristes y complicadas de nuestra vida, cada día, hay momentos de alegría. De esta manera, a lo largo de todos estos años, haciendo un examen de conciencia al finalizar cada día, Elizabeth percibe como su caja de la felicidad se va llenando de buenos momentos.

Animémonos, y pongamos en práctica esto de escribir al finalizar el día el instante más agradable de nuestra jornada y busquemos un lugar privilegiado donde poder guardarlos.

Miriam Benavides

Psicóloga

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , | Deja un comentario